Sobre el reinicio de la competición (OKLiga y Copa del Rey y la Reina) de 2019/20, y después de la reunión que la RFEP mantuvo con la Asociación de Clubes de Hockey Patines, dónde se empezaron a sentar las bases para reprender la competición, queremos manifestar lo siguiente:

  • El Reus Deportiu Miró solo aceptará la reanudación de la competición si se puede disputar en condiciones de seguridad y en las condiciones sanitarias óptimas para que no se ponga en riesgo la salud de ningún participante o aficionado.
  • El Reus se opone a jugar más allá del 30 de junio, fecha donde terminan los contratos de los jugadores con sus respectivos clubs. Por lo tanto, incurriríamos en duplicidad de contratos y en imposibilidad de cumplir contratos firmados.
  • No le vemos sentido a jugar a puerta cerrada. Entendemos la afición como parte imprescindible del espectáculo, por lo que sin ellos se pierde gran parte del atractivo de la competición. En caso que se pueda disputar a puerta abierta será, obviamente, en condiciones de seguridad para la salud de todos, desde jugadores, cuerpos técnicos y árbitros hasta público.
  • Después de más de 6 semanas de confinamiento es una temeridad reanudar la competición dejando a los jugadores solamente 15 días de preparación, más teniendo en cuenta que los partidos se disputaran en pleno verano, a un ritmo de 3 partidos por semana y jugándose los equipos el campeonato o el descenso. No vemos sensato ni responsable poner en peligro la integridad física de los jugadores ni exponerlos de tal forma. El mínimo debería ser de 4 o 5 semanas.

Por todo lo siguiente, y teniendo en cuenta la situación, el Reus Deportiu Miró ve extremadamente improbable el regreso a la competición. Al no existir un reglamento en hockey patines que resuelva estos supuestos, creemos que lo más sensato sería declarar la competición nula.

Lo más importante ahora debería ser mirar al futuro, centrarse en planificar una OKLiga para la temporada 2020/21. El Reus Deportiu Miró, en estos momentos de solidaridad, verá con buenos ojos las decisiones que se tomen de cara al año que viene, incluso una liga de 16 equipos (o de 18) sin play off, dejando en manos de los órganos competentes, en este caso la RFEP, la confección de dicha liga.

Todo el esfuerzo que tendremos que hacer los clubs preferimos hacerlo con garantías de salud y con público en las gradas.